ADIVINANZA VISUAL 16. Solución

Pero…, ¿esto qué es?

Dibujo

Capullo de seda, humo, gelatina, telaraña, algodón… Podría haber sido cualquiera de estas cosas que habéis respondido, pero era un chorro de agua saliendo de un grifo y lo han adivinado Alba y Arancha. ¡Estas chicas se lo ganan todo!

junio

 

Published in: on junio 7, 2009 at 9:00 pm  Dejar un comentario  

ADIVINANZA VISUAL 15. Solución

Pero ¿esto qué es?

colores macro

 

 ¡Qué rápidas Verónica, Raquel y Estefanía! Sí, era un broche de fieltro de los que hicimos para vender en san Valentín. Enhorabuena a las tres.

                      colores

Published in: on junio 2, 2009 at 8:59 pm  Dejar un comentario  

¡EL CURSO SE ACABA!

¡Qué poquito queda…!

Estamos en el tramo final. NO HAY QUE DESPISTARSE. Es la hora de hacer el último esfuerzo antes de esas bien merecidas vacaciones.

Playa-16[1]

El otro día Alfonso proponía que podíamos seguir con el blog en verano y a todo el mundo le pareció genial. Ya veremos qué hacemos. En cualquier caso quiero que sepáis que he disfrutado mucho con este blog  y con vosotros.

¿Recordáis lo que os dije cuando empezamos con Estamos todos? (Si no lo recordáis, id a mirarlo). Pues bien, mis chicos y chicas de 1º G no me han defraudado, porque creo que todo el mundo ha sabido dar a los demás ese tesoro del que os hablaba entonces. Muchas gracias por haber compartido conmigo tantas cosas en este curso que ahora se acaba y en el que vamos a esforzarnos para seguir demostrando que 1ºG merece mucho, mucho la pena.

Published in: on junio 1, 2009 at 12:24 pm  Dejar un comentario  

EN LA RESIDENCIA, NO PARAMOS

Por Alba Alarcón y Arancha Balset

En la Residencia del centro, no paran de hacer actividades interesantes. Hoy Alba y Arancha nos cuentan dos de ellas.

LA PERRERA MUNICIPAL

Todos los lunes, después del bocadillo, vamos a la Perrera Municipal a sacar a pasear a los perros abandonados. Los llevamos al parque, hacemos que corran un poquito y jugamos con ellos. Los perros se ponen muy contentos cuando nos ven llegar. A las 7’20 los volvemos a llevar a la perrera, porque a las 7.30 la cierran. Estos perros se pueden adoptar por 60€. Todos los animales de la perrera llevan microchip y están vacunados. Si quieres adoptar uno de estos perros, hazlo, no lo dejes. También hay gatos. Hay muchos alemanes que vienen a adoptar a un perro.

anti_abandono[1] 

A nosotras nos gusta mucho esta actividad porque nos permite jugar con estos animales, les damos cariño y nos hace sentirnos útiles.

 

TATUAJES DE HENNA

El taller consiste en tatuarse con henna y el tatuaje dura de una a dos semanas.

tatuajes-de-hena

La mezcla para el tatuaje se hace con agua y con henna. Primero se limpia la zona a tatuar con aceite de eucalipto, posteriormente se calca el dibujo a la piel y una vez calcado el dibujo se repasa con la mezcla rellenándolo. El tatuaje debe estar sin mojarse unas seis horas aproximadamente, dejando secar la pasta hasta que se desprenda de la piel. El tatuaje queda muy bonito, de un color marrón claro.

Published in: on mayo 31, 2009 at 4:24 pm  Dejar un comentario  

EL ENIGMA DE LA ESFINGE XI

Verónica y Estefanía charlaban animadamente con Irene en la azotea. Era increíble lo que la chica tebana les contaba: la Esfinge que había aterrorizado a la ciudad y la presencia de sus compañeros de clase en Tebas. Tan asombradas estaban con todo aquello que casi se les había olvidado ya el susto de aparecer de repente en aquel lugar, sin saber cómo ni por qué.

– ¿Veis?- e Irene señaló el monte Antedón, que sobresalía por encima de la muralla-. En la cima de ese monte estaba la Esfinge. ¡Era odiosa! Desde que se ha ido todo es diferente. Ahora Tebas ha vuelto a la normalidad y, aunque todavía quedan cinco enigmas por resolver, espero poder evitar que la Esfinge regrese. Seguro que vosotras podéis ayudarme en eso.

Estefanía y Verónica  asintieron. Claro que intentarían ayudar a Irene con los enigmas, harían todo lo posible. Sin embargo, Irene no dijo de inmediato el siguiente enigma, que sabía de memoria. Se la veía nerviosa y enseguida las chicas del futuro supieron por qué:

– ¿Sabéis? Mi prima Calíope se casará pronto y hoy celebra el sacrificio a los dioses. Debería haberse casado en enero, que es cuando se celebran en Tebas  los matrimonios, pero en esas fechas estaba aquí la Esfinge, así que se han retrasado todas las bodas. Tengo que arreglarme para la ceremonia. ¿Os gustaría venir? Seguro que a mi prima le encantará conoceros. Irán sus amigas y mis otras primas a la fiesta. ¿Os animáis?

A Estefanía y a Verónica les pareció una idea estupenda lo de la fiesta, aunque aquello del sacrificio no sonaba muy bien que digamos.

– ¿Eso del sacrifico qué es?- preguntó Estefanía.

– ¡Ah! ¿Es que no es igual en el futuro?- se extrañó Irene-. Ya veo que no….  A ver, aquí la novia, antes de casarse, se encomienda a los dioses durante la ceremonia del sacrificio. Pero lo más lindo es que también consagra a los dioses sus juguetes de niña. Ya lo veréis. ¡Mi prima Calíope tiene unas muñecas preciosas! Hoy se desprenderá de ellas, porque ya no es una niña: va a casarse. Y sé que le costará hacerlo. Aún le gusta jugar con sus muñecas. ¡Tiene dieciséis años y aún le gusta jugar con ellas!

Verónica y Estefanía se miraron asombradas:

– ¿Quéeeee? ¿Tiene dieciséis años y va a casarse?

– Pues sí – aclaró Irene-, es lo normal.

– Será lo normal aquí- intervino Verónica- En el futuro, a los dieciséis años aún estamos en el instituto y ninguna chica piensa en casarse a esa edad.

Ahora la sorprendida era Irene, que no quiso  disimular su admiración y su envidia por la suerte de las chicas del futuro:

– ¡Cómo me gustaría vivir en el futuro!

flores

Irene no tardó en prepararse para la ceremonia. Se había puesto una corona de pequeñas flores blancas y se había perfumado con esencias. Traía dos coronas de flores para sus amigas, a las que también ungió con su perfume.

– ¡Pasadlo bien!- las despidió la madre de Irene a la puesta de la casa.

Entonces apareció por el fondo del patio el abuelo de Irene.

– ¡Esperad! Tengo algo para nuestras invitadas.

El abuelo traía en sus manos una cajita de madera. De ella extrajo un colgante que colocó alrededor del cuello de Verónica y lo mismo hizo con Estefanía. Eran dos pequeñas piezas de cerámica decoradas con unos misteriosos dibujos geométricos.

El abuelo se dirigió a su nieta:

– ¿Te acuerdas, Irene, de lo que te prometí cuando se fue Arancha? Te dije que ella siempre te recordaría. Ya verás cómo ahora se cumplirá mi promesa. Te recordará ella y te recordarán todos tus amigos del futuro.

Verónica, Estefanía e Irene no comprendieron. Dieron las gracias y se apresuraron hacia la casa de Calíope.

– A veces mi abuelo dice cosas extrañas- explicó Irene-. Pero es muy bueno y muy sabio. Conservad su regalo. Os hará bien.

Asistieron a la celebración del sacrificio de Calíope y a la entrega de sus juguetes. Comieron dulces y bebieron hidromiel. Cantaron y bailaron junto a las amigas y primas de la novia.

Al anochecer, cuando regresaban a casa de Irene, la luz deslumbrante que ya conocemos envolvió a Estefanía y a Irene, que desaparecieron en unos segundos. Irene se quedó sola en mitad de la calle, tan asombrada como si fuera la primera vez que aquello sucedía.

– ¡Estefanía, Verónica! – exclamó- ¿Por qué os vais ya? ¡Ni siquiera os he dicho el segundo enigma…!

Irene tenía razón. Sus amigas ya no estaban y ella, con la emoción de la fiesta, se había olvidado del enigma. Estaba furiosa consigo misma. Sintió prisa por llegar a casa y corrió por las calles en sombras. Su abuelo la esperaba en el patio, con una lámpara de aceite encendida:

– Mira. Irene, tus amigas han olvidado algo.

Irene desplegó el papel cuadriculado que su abuelo le tendía. Era la primera vez que veía algo parecido. Acercándose a la llama de la lámpara, leyó con voz emocionada lo que el papel llevaba escrito:

“Cuando sube nos vamos,

Cuando baja nos quedamos”

La solución es EL ANCLA.

Verónica y Estefanía.

– Pero, ¿cómo es posible?- acertó a preguntar Irene, sin salir de su asombro.

Su abuelo la abrazó riendo, mientras le decía:

– Irene, chiquilla, ya aprenderás que no siempre podemos entender todas las cosas…

En el alegre cielo de Tebas lucían las estrellas del final de la primavera y en el aire fragante se mezclaban las músicas de las celebraciones de boda. Tebas estaba de fiesta sin la Esfinge. Irene, en silencio, dedicó un agradecido adiós a sus amigas y amigos del futuro, a la vez que hacía una promesa solemne y  formulaba un deseo:

– Nunca os olvidaré. No me olvidéis nunca.

Published in: on mayo 26, 2009 at 2:56 pm  Dejar un comentario  

ADIVINANZA VISUAL 14. Solución

Pero, ¿esto qué es?

macro-rojoazul

rojoazul

Sí, era un muñeco de futbolín. En cinco minutos me llegaron un montón de soluciones correctas, así que esta vez los ganadores sois muchísimos: Alberto S., Carlos, Benito, Estefanía, Verónica, Alfonso, Raquel, Alba, Arancha y Ricardo. ¡Vaya panda!

Published in: on mayo 26, 2009 at 2:49 pm  Dejar un comentario  

¡QUÉ RICO!

TORTITAS            

Arancha Balset  

tortitas 003   

 Ingredientes:

 200 g de leche       

2 huevos

1/2 sobre de levadura

2 cucharadas grandes de mantequilla

1/2 cucharadita de sal

2 cucharadas de azúcar

Harina  

Preparación

 Cogemos un bote para batir y  echamos todos los ingredientes menos la ahrina. Se bata bien con la batidora y después se echa la harina a la vez que batimos y cuando se quede un poco espeso es que ya está hecha la masa. Se deja reposar 20  minutos.

Cogemos una sartén, echamos un poco de aceite y la ponemos al fuego. Cuando ya esté caliente el aceite lo apartamos en un vaso y echamos un poco de masa en la sartén. Se le da la vuelta y se saca.

Podemos echar sobre las tortitas caramelo, chocolate, nata, leche condensada, etc…

Published in: on mayo 26, 2009 at 2:30 pm  Dejar un comentario  

ME LLAMO YOUSSOUFA, ME LLAMO ISSA

  Un juego de empatía para educar en valores

 Issa y Youssoufa son dos alumnos de uno de los PCPI del Centro. Vienen de muy lejos, de un hermoso país africano llamado Senegal.

                                                    images[1]

Os propongo un juego. No es un juego para niños, así que será mejor que no lo intenten aquellos que  crean no estar preparados.

            Los que sí habéis decidido jugar debéis prestar mucha atención y esforzaros por conocer bien las reglas del juego, usar la imaginación y concentraros, porque vamos a jugar a ser otra persona: a ser Youssoufa, a ser Issa.

 

Youssoufa e Issa

Youssoufa e Issa

      –  Di “Soy Youssoufa” si has decicido ser Youssoufa. Di “Soy Issa” si has decidido ser Issa. A partir de ahora y durante este juego ya no serás quien fuiste. Has elegido ser otra persona. Prepárate para conocer tu historia.

 –  Lee los textos en rojo si eres Youssoufa.

–  Lee los textos en verde si eres Issa.

– Los textos azules son comunes para Issa y Youssoufa, por lo tanto debéis leerlos los dos. Comienza tu historia:

 

1. Nadie elige el lugar en que nace. Tú, Issa,  has nacido en Saint Louis, la antigua capital de Senegal. En tu ciudad solo unos pocos viven dignamente. La mayoría carece de casi todo. A ti te ha tocado carecer de muchas cosas. Vives con tus padres y tus dos hermanos, y no puedes ir a la escuela. Tu padre es agricultor. Tú, aunque eres todavía un niño, trabajas para ayudar a tu familia. Lo tuyo no es jugar ni ir al colegio, debes trabajar para vivir y lo haces. Trabajas muchas horas para obtener muy poco dinero. Trabajas como pescador. Te subes a un barco y trabajas de sol a sol,  a veces pasas más de diez días en el mar, pescando. Trabajando, trabajando, acabas de cumplir quince años.

2.  Nadie elige el lugar en que nace. Tú, Youssoufa, has nacido en un pueblo de Senegal y allí no son fáciles las cosas. Sois siete hermanos, tienes un hermano mayor, los demás son pequeños. Tu padre murió. Ir al colegio es un lujo que no te puedes permitir. Trabajas y trabajas para tu familia, trabajas mucho y ganas muy poco. Cultivas el campo. Eres agricultor. Trabajando, trabajando, acabas de cumplir catorce años.

3. Tanto si has elegido ser Issa como si has elegido ser Youssoufa, ahora estás a bordo de un cayuco, una de esas embarcaciones de madera pintadas de colores y dibujos alegres que a veces vemos en las Noticias de la tele. Vosotros, Issa y Youssoufa, aún no os conocéis. Vais en cayucos distintos, pero vuestro deseo es el mismo: llegar a Europa para vivir una vida mejor, seguir trabajando duro y enviar dinero a vuestras familias.

4. Ha sido difícil decidirse a hacer este viaje. Tu hermano mayor, Youssoufa, se quedó al cargo de los hermanos menores, ayudando a tu madre. Tú te decidiste a venir porque alguien tenía que hacerlo. Issa y tú sabéis que muchos mueren intentando conseguir lo mismo que vosotros, se ahogan en el mar o mueren en el cayuco si se acaban el agua y los alimentos. Tenéis miedo, pero también esperanza.

5. Vas solo en este viaje, sin nadie de tu familia, junto con 70, 80 personas más que buscan lo mismo que tú. Tienes miedo, pero eres valiente, tienes que ser valiente. Se hace de noche. Tu cayuco es un cascaroncito de nuez en medio de las olas. Hace frío.Vas sentado en el fondo de la embarcación, hay muy poco espacio, sois demasiada gente para un barco tan pequeño. No puedes estirarte, casi ni moverte, te duelen las piernas encogidas, la espalda, el cuello. Las olas rompen contra el cayuco, te empapan. Más frío en la noche. Oyes el mar, las olas. La oscuridad y el mar te envuelven. ¿Cuándo llegarás a tierra? No puedes dormir. O quizás sí logres dormir un poco y cuando despiertas ya esté amaneciendo.

6. Si eres Issa pasarás diez días con sus  interminables noches en ese cayuco, sin que se hayan acabado las provisiones.

7. Si eres Youssoufa pasarás once días con sus noches interminables en tu cayuco y llegará un momento en que se acaben los alimentos y el agua potable.

8. Antes de llegar a las costas de Tenerife, una patrullera socorrerá vuestras embarcaciones. En ella van efectivos de la Cruz Roja.

9. Si eres Issa te sentirás lleno de alegría por haber sobrevivido al viaje y haber llegado a tu destino.

10. Si eres Youssoufa no podrás disfrutar el momento como debieras, porque te encuentras extenuado, a punto de morir. Pero no te preocupes, te cuidarán y te repondrás en Tenerife. Allí conocerás a Issa y desde entonces seréis amigos.

11. Ahora estudias en “La Laboral”. Hace tres años ya de aquel terrible viaje. Desde entonces no has visto a tu familia. Tres años, tantos días que caben en tres años. Da igual si estás alegre o triste, si te has puesto un poco enfermo o estás en plena forma, si son Navidades o es tu cumpleaños. Tu gente está lejos y la echas de menos siempre. Estudias. No te gusta demasiado estudiar, pero estudias. Has aprendido mucho en estos tres años y te esfuerzas por aprender más. Quieres acabar tus estudios y encontrar un trabajo, mandar dinero a casa. Quieres poder volver a visitar a tu familia en Senegal, abrazar a tus hermanos, besar a tu madre, estrechar la mano de tus amigos. Quieres para ti y los tuyos una vida digna.

12. Ojalá que tus deseos se cumplan, Youssoufa.

13. Ojalá que tus deseos se cumplan, Issa.

14. Ojalá que  todo haya merecido la pena.

15. Ojalá en todos los países del mundo sus habitantes pudiesen tener la vida digna que todos los seres humanos merecemos.

16. Ojalá nunca nadie se viese obligado a repetir tu historia, Issa. Ni tu historia, Youssoufa.

17.  Ojalá.

18. Ojalá.

 

 

ENHORABUENA: el juego ha terminado y has ganado si lo has jugado bien, si has logrado meterte en la situación, vivir tu historia y sentir algo parecido a lo que sienten los que viven en realidad esta experiencia.

 Ya puedes volver a ser tú mismo.

¿Cómo te sientes en este instante?

Published in: on mayo 20, 2009 at 3:33 pm  Dejar un comentario  

EL ENIGMA DE LA ESFINGE X

A veces nos ocurren cosas que parecen sueños y otras veces soñamos cosas que parecen realidad. Cuando Alfonso abrió los ojos  le pareció que despertaba de un largo sueño , pero que todavía seguía soñando. Estaba tumbado sobre un lecho de hierba fresca, bajo un cielo de un azul perfecto, y oía el rumor continuo de un caudal de agua. Se sintió tan a gusto que volvió a entrecerrar los ojos, sin querer levantarse.

– ¿Tú quién eres?

Alfonso abrió los ojos. Un niño vestido con una túnica y con una rudimentaria red en la mano se recortaba contra el azul del cielo, esperando su respuesta.

-Yo Alfonso, ¿y tú?

Pero el niño no respondió. En lugar de eso echó a correr gritando:

-¡Ireneeeeeeeeeeeeee! ¡Ha venido otro chico del futuro!

Alfonso se incorporó de un brinco sin lograr entender nada y pronto se vio rodeado por un extraño grupo de personas: la madre del chico, su hermano mayor y la tal Irene, que era una muchacha morena y muy guapa, según le pareció a Alfonso. Pudo ver entonces que un riachuelo corría allí cerca, en medio de un paisaje despoblado, como una cinta de frescura en el páramo reseco. Enseguida se unió al grupo un curioso más: era un caballo esbelto, de pelo castaño y muy brillante. Irene le palmeó el lomo y se decidió a hablar:

      – Este es Sombra, mi caballo. Estos son mi madre, mi hermano Zale y mi hermano mayor, Marsias. Yo soy Irene. Sé bienvenido.

Alfonso no se lo podía creer y menos cuando, sentados a la orilla del riachuelo, Irene le contó toda aquella fabulosa historia de la Esfinge y le habló de sus compañeros de clase como si los conociera de toda la vida: Alberto, Alba, Arancha, Raquel. A esta última no la conoció personalmente, pero sabía que también había visitado Tebas con éxito. Mientras charlaban, la madre de Irene había vuelto a su tarea de hacer la colada y los hermanos se afanaban en un amplio remanso con la red de pesca.

arroyo

-La Esfinge se fue, pero dejó seis enigmas que hay que resolver por orden- continuó Irene-. ¿Me ayudarás con el primero?

– Venga, di ese enigma. A lo mejor puedo adivinarlo.

– “Contigo no estoy. Me verás en un minuto. Repetiré en un momento. En un año me habré ido”- recitó Irene de memoria.

Alfonso se dio una palmada en el muslo y compuso un gesto expresivo de sorpresa. Luego dijo:

– ¿Y eso es lo que te preocupaba tanto? Sé la respuesta. Me la dijo en clase Alberto S., pero no te la diré todavía. Antes vamos a pescar con tus hermanos, por favor. La respuesta, después de la pesca.

La pesca de caña le volvía loco y estaba deseando probar con la red.

– Pescaremos, pero luego… ¡La respuesta al enigma! ¿De acuerdo? ¡Vamos! – concedió Irene.

Pasaron la tarde pescando. Alfonso, buen observador, se hizo pronto con el manejo de la red y, poco a poco, el enorme cesto que descansaba en la orilla se fue llenando de peces hasta rebosar.

– ¡Esto es  “demasiao”!- Alfonso no salía de su asombro-. Cuando se lo cuente a mi padre no se lo va a creer…

– ¡Hay muchísimos! Tendremos para la cena y aún sobrarán para venden en el mercado…- se admiraba Zale.

Irene, que con la pesc parecía haberse despreocupado del enigma, dijo entonces:

– Ahora ya es después, Alfonso, el enigma, por favor…

Alfonso asintió y se puso a explicar:

– “CONTIGO no estoy. Me verás en un MINUTO. Repetiré en un MOMENTO. En un AÑO me habré ido”. Pues está claro: es la letra M.

Irene dio saltos de alegría: ¡Ya tenía resuelto el primer enigma! Todos aplaudieron a Alfonso, que hizo una graciosa reverencia de agradecimiento, y Sombra también vino para rozarle la cabeza con el  hocico.

– ¡Quita, Sombra! ¡Que haces cosquillas!

Rieron todos, divertidos y felices. Había sido un día afortunado.

– Sé de memoria los seis enigmas. Te diré el segundo, quizá también lo resuelvas- propuso Irene: “Cuando sube nos vamos, cuando baja nos quedamos”.

Alfonso escuchó con atención, pero en algún misterioso lugar debe de estar escrito que no es posible resolver dos enigmas seguidos, lo mismo que  no es posible volver por segunda vez a Tebas. En unos segundos, Alfonso fue envuelto por aquella luz cegadora que ya conocemos y desapareció delante de los ojos de todos. Sombra relinchó, inquieto, e Irene se apresuró a pronunciar con retraso su despedida:

– Gracias, muchas gracias, Alfonso. Saluda de mi parte a nuestros amigos comunes, diles que nunca los olvidaremos.  Tampoco a ti. Buen viaje.

Se iba a poner el sol cuando cargaron  el cesto del pescado y la ropa limpia a lomos de Sombra para volver a casa. Había sido, en efecto, un día afortunado.

Published in: on mayo 15, 2009 at 6:51 pm  Dejar un comentario  

MUSIQUITA

   Issa y Youssoufa: gracias,  jërëjef.sonrisa

 

http://www.goear.com/listen/0552743/Nijaay-Orchestra-BaoBab—Youssou-Ndour

Published in: on mayo 14, 2009 at 7:48 pm  Dejar un comentario  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.